Trengania. Actividades de lectura, escritura y oralidad.

En esta entrada quiero recomendar y compartir un material didáctico que me resulta interesante para trabajar la lectura, la escritura y la oralidad en la Escuela Primaria.
"Trengania" es un recurso que fue emitido, hace más de 10 años, por el Ministerio de Educación de la Nación. Plantea actividades lúdicas (para realizar con láminas, audios, tarjetas y cuadernillos) nucleadas en un tema central: la estación de trenes del país imaginario “Trengania” (anagrama de Argentina).
De este material podemos tomar ideas y adaptar propuestas, para ambos ciclos. Podemos usar las láminas en otro contexto, crear listas de palabras, historias, usar las instrucciones de un juego pero con tarjetas de nuestra creación, etc. Las posibilidades son múltiples. Es un recurso que vale la pena mirar.

Láminas Contiene seis láminas, una grande y cinco más pequeñas. La lámina grande representa el hall central de una estación de trenes; se trata de una estación ubicada en una ciudad capital, de la que parten y a la que arriban trenes provenientes de todo el país. De las láminas más pequeñas, cuatro muestran los interiores de tres locales de la estación y de un vagón de tren; y la quinta es un mapa turístico del país. 

(click en la imagen para descargar en formato Pdf)




 




Audios. Trengania contiene 2 audios con distintas grabaciones: conversaciones entre los pasajeros, diálogos con empleados de la estación, los avisos que se escuchan por el altoparlante, las respuestas a una encuesta oral, la lectura en voz alta de un cuento, el dictado de una carta, entre otras.



TarjetasEl recurso consta, también, de un juego de tarjetas en las que se presentan palabras y textos escritos, en algunos casos acompañados de ilustraciones. Los textos constituyen ejemplos de distintos géneros discursivos: noticias periodísticas, cuentos, folletos, cartas, guías de programas de televisión, diarios personales, recetas de cocina, crucigramas, entre otros. 

(click en la imagen para descargar las tarjetas en formato Pdf)




Cuadernillos para los docentes. Son dos cuadernillos: uno para los docentes que trabajan con niños que ya leen y escriben solos, y otro para los docentes que trabajan con niños que empiezan a leer y a escribir. Ambos contienen una fundamentación general de la propuesta, una explicación de las actividades que se pueden realizar con los niños y sugerencias para desarrollarlas de la mejor manera posible en el aula. Estos cuadernillos son, también, un material de registro y de comunicación, donde cada maestro puede hacer anotaciones sobre cómo llevó a cabo las actividades y cuáles fueron los resultados obtenidos, para brindar, de esta manera, un aporte desde la práctica a los colegas que en adelante utilicen el recurso. 

            
Cuadernillo para los que leen y escriben solos. Contiene consignas de trabajo destinadas a los niños que ya pueden leer solos. Al igual que en los dos cuadernillos para los docentes, las consignas para los niños, están agrupadas alrededor de las distintas láminas que integran el recurso. Cada consigna, a su vez, remite a un audio o juego de tarjetas. 


Algunas actividades propuestas en Trengania
para  los que recién empiezan

Juego del Veo-Veo - Con mirada atenta 

El maestro, a través de la interacción oral, orienta a los alumnos en la observación de una de las láminas. Siguiendo la estructura típica de los juegos de observación y designación, el maestro orienta
a los alumnos a buscar y nombrar ciertos elementos. 
1. El maestro modela la actividad, formulando los Veo-Veo; los niños adivinan.
2. De a uno o en forma grupal, son los niños quienes formulan y resuelven los Veo-Veo.
3. A medida que los niños van nombrando, el maestro o uno de ellos escribe las palabras en un afiche, que será retomado en actividades posteriores.

Por ejemplo:

Veo, veo... ¿qué veo?
Veo una persona que está leyendo. ¿A quién veo?
Veo a alguien que vende boletos. ¿De quién se trata?
Veo un señor que vende diarios. ¿Quién es?
Veo dos animales. ¿Cuáles son? 

Otra posibilidad, en este caso para la designación de lugares, puede ser: 

Si quiero...
Si quiero hablar por teléfono, ¿a qué lugar voy?
Si quiero comprar un diario, ¿a qué lugar voy?

El personaje de la semana 

En esta actividad los niños, con ayuda del maestro, escriben la descripción del personaje favorito de la semana.
En la secuencia, se parte de un texto escrito, leído por el docente, para llegar a la escritura de otro texto escrito. Si bien el modelo que se presenta corresponde a la situación “dictado al maestro”, cada docente puede variar su nivel de participación y el de sus alumnos, de acuerdo con las características de su grupo. 

1. El maestro les propone a los chicos escribir entre todos una descripción del personaje favorito de la semana. 
2. Primero, modela la situación. Les dice a los chicos que les va a contar cuál es su personaje favorito de la lámina y para eso, va a leerles su descripción. Por ejemplo, lee:



Mi personaje favorito se llama Mario y tiene cuarenta años. 

Es alto y delgado. Está vestido con un traje negro y tiene un brazo enyesado. En la cabeza tiene una galera y lleva una valija en la mano. Le encanta hacer trucos de todo tipo y tiene un secreto: no todos sus trucos le salen bien. ¿Saben dónde está ahora? Está en el hall central de la estación haciendo una fila. ¿Ya descubrieron quién es? Señálenlo en la lámina.


3. En este momento comienza la planificación del texto. Los chicos, solos o con ayuda, releen las palabras que escribieron cuando jugaron al Veo-Veo. Subrayan en la lista las que nombran personas. 
4. Buscan en la lámina más personas y, entre todos, eligen una para que sea el personaje
favorito de la semana.
5. Por medio de preguntas, el maestro orienta la descripción:


¿Dónde está?
¿Quién es? ¿Cómo se llamará? ¿Cuántos años tendrá?
¿Cómo es?, ¿alto o bajo?, ¿gordo o flaco?
¿De qué color es su pelo?
¿Cómo está vestido?
¿Qué cosas trae?
¿Está con alguien? ¿Con quién?
¿Qué le gusta hacer?
¿Tiene algún secreto? ¿Cuál es?

6. Luego del trabajo con las preguntas, por medio de la interacción oral, el docente interactúa con los alumnos y construyen un “borrador oral” del texto. En el borrador oral tiene que estar claro tanto lo que se va a escribir como la forma en que va a estar organizado el texto (qué va primero, qué se dice después, formulación de las oraciones, ajuste de ciertas palabras).
7. Los alumnos, entre todos, le dictan al maestro la descripción del personaje, es decir el texto “negociado” oralmente en la etapa anterior. Se trata de otro borrador, en este caso del borrador escrito.
8. Se pasa luego a la etapa de revisión, en la que se relee varias veces y se corrigen la reiteración de palabras, la separación en oraciones, la adecuación de una determinada palabra al escrito, y otros aspectos que el maestro y/o los alumnos adviertan como problemas del texto.
9.Pasan en limpio en un afiche (para colgar en el aula) o en sus cuadernos, y hacen el dibujo. 


Palabras a todo color

En esta actividad se trabaja con las tarjetas sin borde y la lámina correspondiente a la cafetería. Antes de jugar, es necesario recortar las tarjetas por las líneas señaladas y formar seis pilas con las palabras, de acuerdo con el número y el color que tienen en el reverso. También se utiliza un dado.






    

     

Como introducción, el maestro puede pedirles a los niños que nombren cosas, personas, acciones, colores que pueden ver en la lámina de la cafetería.
Por medio de esta actividad se trabaja, por un lado, la lectura de palabras y, por otro lado, se intenta incrementar el vocabulario y la conceptualización. Bajo la forma de un juego, primero los niños leen palabras y luego formulan nombres de campos semánticos para incluir esas palabras.
Después de armar las seis pilas de acuerdo con el color, se las ubica una detrás de la otra según el número: la primera pila es la número 1, la segunda es la número 2 y así las seis.
Se juega así:

1. Un miembro del primer equipo tira el dado.
2. Toma una tarjeta de la pila que tiene el número que salió y lee la palabra que
está en el reverso.
3. Sigue un miembro del segundo equipo.
4. Y así, hasta que todos los niños hayan participado por lo menos una vez.

Una vez que se leyeron todas las palabras, a cada equipo se le entrega una de las pilas. El maestro les pide que le pongan un nombre a esa pila de tarjetas, releyendo y pensando en los significados que las palabras de esa pila tienen en común


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Secuencia didáctica. Características y clasificación de los seres vivos

Secuencias didácticas - Alfabetización inicial

Secuencia didáctica - Lotería numérica

Para leer con todo - Propuestas de enseñanza

Bingos para imprimir