Una historia con papiroflexia

febrero 06, 2017 0 Comentarios A+ a-



Un relato, un barco, un pirata... 

y una hoja de papel...



Así comienza la historia...
(doblamos la hoja a la mitad y la tomamos como si fuera un libro)


Había una vez un pirata que quería ir en busca de tesoros. 
¡Pero no tenía un barco! Entonces construyó uno.
(construimos un barco sencillo con el papel doblado)



Cuando tuvo su barco, comenzó a navegar y navegar, en busca de tesoros. 
Navegaba y navegaba..
(vamos oscilando el barco, simulamos el movimiento del mar)


Hasta que, de repente, una fuerte tormenta se desató e hizo temblar el barco.
Un rayo rompió la proa.
(cortamos el extremo delantero del barco)


Otro rayo la popa
(cortamos el extremo posterior del barco)


¡¡Y otro rayo el mástil!!
(cortamos la parte más alta del barco)

El pirata estaba muy asustado, se quitó la remera y se tiró al mar. Nadó y nadó.
(con los brazos simulamos el nado)


Luego de un tiempo, llegó a una isla. Se sentó en la orilla y observó el mar.
Algo se acercaba...¿Qué será?
(vamos desplegando lo que quedó del barco)

¡Su remera!
(mostramos el resultado: una remera )





Como toda narración oral surgen muchas versiones. Ésta es una, en la que necesitamos simplemente una hoja.
Podemos contar el relato  de una manera y otro día de otra, hacerlo más largo o corto, incorporar personajes, crear un barco con más detalles, añadir otras aventuras. En fin, poner en juego la imaginación y la creatividad, como en este vídeo de Estrella Ratón Peréz:






Buscar aquí: