Gatos en los libros de Ema Wolf

Ema Wolf es una escritora argentina que logra, con su humor, captar a lectores de todas las edades. Parte de sus obras fueron traducidas a catalán, portugués, alemán e italiano.
Un personaje que aparece reiteradas veces en sus libros es el gato. 


video
Fragmento seleccionado de la entrevista realizada por 
la Audiovideoteca de Escritores, en el año 2008.


"Historias a Fernández", libro que recibió el Primer Premio Nacional de Literatura Infantil (Producción 1994-1997), es un ejemplo de la presencia de este personaje.

Historias a Fernández


El gato Fernández se cae de un árbol y recibe atención de un "enfermero diplomado" que le recomienda a su dueña (la niña narradora) que lo mantenga despierto durante las próximas tres horas, para evitar el riesgo de una conmoción cerebral. Su dueña comienza a contarle historias para que no se duerma. Tarea nada fácil, ya que a los gatos les encanta dormir.




La figura del gato no queda en esta novela. La lista es más amplia. Cito algunos ejemplos:




  

No importa si el gato es fino o ciruja, zurdo o diestro, anciano o jovencito. Todos aprenden a tejer. En caso de que a alguien le falte un gato, ya sabe lo que debe hacer para conseguir uno: ir con una albóndiga cruda al baldío mas cercano y gritar "mish". O bien pedírselo directamente a quien tenga gatos de sobra. 





Dos gatos que se encuentran y conversan sobre las pulgas del circo, los aprendizajes y el paso del tiempo.


"Pis de gato" en Fámili
Un tío que cree que en la casa de las personas decentes debe haber un porcentaje elevado de olor a pis de gato . Crea un "pisdegatómetro", un aparato que se ajusta sobre la nariz y funciona a pilas, más o menos como una aspiradora sensible, para detectar los niveles de olor.





Apenas apareció el gato en casa, me di cuenta: él era la reencarnación de mi abuelo. No sé bien cómo es este asunto de las reencarnaciones, pero puedo imaginármelo a partir de algunas cosas que leí y escuché.




Hay un gato que es tan verdadero como los demás e igual a ellos en todo —es decir, zarpas, dientes, bigotes, rabo, la manera de andar, lamerse y desperezarse—, la única diferencia es la sustancia con que está hecho. Rara, tratándose de un gato.
Se lo puede ver solamente en el lugar donde nace: la orilla del mar.



Cómo Berta conoció a su gato

Cómo Berta conoció a su gato. Fue algo bastante casual. Un día Berta salió a comprar una lata de tomates, pero se confundió.



      

En carnaval Berta disfraza a su gato

En carnaval Berta disfraza a su gato. Un año lo disfrazó de Tigre de Bengala hambriento. Estaba magnífico.

  

A Berta le encanta amasar a su gato
Ver páginas del libro

A Berta le encanta amasar a su gato. Lo rasca y lo apretuja. Al gato también le encanta.



 El gato de Berta tiene pocas pulgas
"El gato de Berta tiene pocas pulgas, así que ella le va a comprar más para que esté contento. Como verán, Berta se desvive por su gato".




A Berta se le perdió su gato
Ver páginas del libro

A Berta se le perdió su gato. Se le perdió adentro de la frutera, que, para peor, estaba llena. Berta se preocupó muchísimo.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Secuencia didáctica. Características y clasificación de los seres vivos

Secuencias didácticas - Alfabetización inicial

Secuencia didáctica - Lotería numérica

Para leer con todo - Propuestas de enseñanza

Bingos para imprimir

CONTACTO

pinterest google plus Formulario de contacto



(CC) 2016 - 2017

Blog sobre Educación Primaria | Argentina